¿Por qué no hay estrellas verdes?

El color de una estrella es la combinación de dos fenómenos. La primera es la temperatura que determina la longitud de onda (frecuencia) en el que un pico surgirá a partir del espectro de radiación electromagnética.

Diagrama

Un objeto frío, tal como una barra de hierro se calienta a 3000 grados (frío en términos cosmológicos), emite la mayor parte de su longitud de onda de cerca de 9.000 Angstroms (una parte del espectro visible a rojo).

Una temperatura del objeto de 30,000 grados emitirá su luz cerca de una longitud de onda de 900 Angstroms (en el ultravioleta lejano del espectro visible).
La cantidad de energía emitida en otras longitudes de onda está determinada precisamente por la temperatura del cuerpo y la ley de la radiación del cuerpo negro de Planck.

Básicamente, el gráfico muestra el brillo en cada longitud de onda. Cuando la temperatura es 7.500K, el brillo máximo está en el intervalo desde el violeta. Con 6.000K, verde, y 4.500K, rojo. (K = Kelvin)

Basta entonces, nos encontramos con una estrella con una temperatura de 6.000K, habríamos encontrado una estrella verde, ¿no? No del todo.

De hecho, hay varias estrellas con esta temperatura. El sol es una. La temperatura de la superficie que hace que su brillo máximo se produce en el límite azul-verde.
Pero el sol no aparece de color verde azulado con nosotros. El problema radica en la forma en que percibimos los colores. En primer lugar, mirar el mapa y ver la temperatura de 6.000K, el brillo máximo es de color verde azulado, pero la luz se emite a través del espectro de luz, desde el infrarrojo al ultravioleta.

Los conos en la retina, las células que se perciben los colores, hay tres tipos: los que recogen el verde, los que capturan el azul y el rojo que captura.
El cerebro percibe los colores mediante la combinación de información de los tres tipos de conos. Si ve que la actividad en los conos verdes, azules y rojos, que produce una naranja imagen. Si los conos verdes y azules y rojas no están activos, el color es amarillo, y así sucesivamente.

Sólo vemos una cosa “verde” si sólo se emite o refleja la luz verde, es decir, si se excitan sólo los conos verdes. Si se mezcla un poco de azul y un poco de rojo, lo cambia todo.
Puesto que la temperatura indica un pico en el verde, pero la luz se emite en todas las gamas de colores, también están exitados conos azules y rojos. Por lo tanto, vemos que estas estrellas en el color blanco.
Así que no hay estrellas verdes para las estrellas con la temperatura esperada emiten su luz de manera que nuestros ojos perciben como blanco. Para ver las estrellas en verde, tendrían que emitir luz sólo en esta gama de colores.
Otro factor que juega en contra el color verde es el color que vemos en el cielo con las células que perciben el blanco y el negro, los murciélagos, y no los conos sensibles al color. Esto significa que sólo las estrellas más brillantes tienen un cierto color, generalmente rojo, naranja, amarillo y azul.

Fuente: Ask the Astronomer, Bad Astronomer.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s