Viajar mas rapido que la luz, ¿que pasaria?

Amigos, esta entrada la hago exclusivamente para participar en en el carnaval de la física organizada por nuestros amigos de gradedad cero, para esta ocasión escogí este escrito, el cual explica que le sucede hipoteticamente a Lina cuando viaja mas rapido que la velocidad de la luz, es interesante espero les agrade.

Es una lastima que no posea mas información sobre el autor, pero hace algunos años leí esto y lo copie y pegue en mi correo, no dispongo de la autoría de este escrito, solamente hago un copy paste de lo que tengo en mi correo desde el 25 de abril de 2006, pido me excusen, lo hago porque se me hizo fabuloso esta historia asociada a viajar mas rapido que la velocidad de la luz, y para poder participar con la iniciativa de gravedad cero, bueno amigos alli va…

“Lina abre los ojos. El paisaje visto desde su cama se ve más imponente. Se pone de pie, se calza sus pantunflas. Llega Isadora montada en su hermoso unicornio alado, pero Lina no lo sabe. Primero escucha que llaman a su puerta. A esas horas de la mañana, no imagina quién podrá ser. A menos de que sea ella misma jugándose una broma desde un plano puramente relativista, dónde ella pudiera viajar a una velocidad superior a la de la luz y por lo tanto pudiera realizar acciones antes de que fueran vistas, y por consiguiente tomarse el pelo a ella misma. Pero no. Llega Isadora montada en su hermoso unicornio alado, pero Lina no lo sabe. Pero ya lo sabe. Isadora le da un beso en el ojo izquierdo. Lina se mueve a una velocidad ligeramente superior a la de la luz y baja a la cocina arcoiris por unas marveolas. Ya no lo recuerda, pero son las mismas que el mismísimo y rubio Jiri le regaló hace ya un tiempo. Estúpidas marveolas. Se están pudriendo. Pero cuando se puede viajar más veloz que la luz se puede también viajar atrás en el tiempo. Pero Lina no lo sabe. Pero ya lo sabe. Entonces se decide, regresa y mira la escena en forma externa. Primero llama a la puerta. Luego se oculta y observa. Llega Isadora montada en su hermoso unicornio alado, pero Lina no lo sabe. Y sin embargo, lo sabe. Deliciosas marveolas que Jiri alcanzó a regalarle a Lina para que se las pudiera comer antes de que se pudrieran. Estúpidas marveolas. Se están pudriendo. Pero cuando se puede viajar más veloz que la luz se puede también viajar atrás en el tiempo. Pero Lina no lo sabe. Pero ya lo sabe. Entonces se decide, pero recuerda que ya hizo todo esto y entonces no se decide. Entonces decide otra cosa, como comerse las marveolas y dejar todo el asunto por la paz. Llega Isadora montada en su hermoso unicornio alado, comiendo marveolas. Lina piensa que si los hidromurios le roban las marveolas otra vez, ella los va a venusafrodar. Pero no fueron los hidromurios. Fueron los centellos, los cronoplastos. Los bimbollos. Si Lina pensara a la velocidad de la luz podría relativizarlo todo. Todo sucedería entonces en el pensamiento de Lina en tanto que pensamiento de Lina. Afortunadamente, nadie posee la capacidad de moverse a una velocidad superior a la de la luz y de pensar a la velocidad de la luz al mismo tiempo. Entonces Lina se decide, regresa y mira la escena en forma externa. Todo sucede ahora en el pensamiento de Lina en tanto que pensamiento de Lina.

Lina abre los ojos. Es su cumpleaños. Intenta sin éxito recordar el sueño extrañísimo que acaba de tener. Se pone de pie, se calza sus pantunflas. Tocan a su puerta. Seguro que es su familia… abre apresuradamente. La derrumba el hermoso unicornio alado. Isadora le viene a traer marveolas. “

Anuncios