El fenómeno del niño como GRAN aliado energético.

renovables

Ad portas de un nuevo apagón energético por culpa del fenómeno del niño y en si del cambio climático, el gobierno insiste en dar soluciones triviales motivando a la población a “apagar un bombillo” todos los días durante algunas semanas para así lograr un pequeño porcentaje de ahorro y evitar un posible apagón, medida que temporalmente funciona pero obvio no es sostenible y es simplemente una solución para salir del paso temporalmente a una crisis.

Estar “apagando el bombillo” en épocas difíciles es una buena campaña concientizadora y educativa que se lleva a cabo como iniciativa anual desde hace casi una década en países donde su producción energética proviene de combustibles fósiles y carbón principalmente, nosotros también nos incorporamos a esto y algunos también lo hacemos, pero obviamente no es el camino sostenible a seguir, se necesitan  YA políticas contundentes y definitivas para prevenir un colapso energético en este y los futuros fenómenos del niño.

La colaboración de todos en el romántico programa de “apagar un bombillo” y teniendo en cuenta las circunstancias actuales es valiosa, pero llego la hora de implementar soluciones definitivas a esta problemática energética y no estar descaradamente mostrando la improvisación estatal en el área energética maquillándola con iniciativas temporales de ahorro eléctrico.

El fenómeno del niño llego para quedarse eso ya lo sabemos y que mejor “beneficiarnos de este fenómeno natural” para dar soluciones energéticas y así ayudar a contrarrestar las futuras crisis. La radiación solar que gracias a este fenómeno se incrementan considerablemente se pueden utilizar generando energía limpia que además de proteger el planeta son de gran ayuda y solución viable, seria como la enfermedad emplearla como cura, así como las vacunas.

La energía fotovoltaica empleando luz solar y paneles y la termo solar o energía solar concentrada empleando calor, agua residual o aceite especial (ver vídeo diferencias entre las dos) podrían mitigar considerablemente el déficit energético debido a la sequía y más donde el agua es la base fundamental para producir energía eléctrica en Colombia, pero también los parques eólicos pueden contribuirían a ayudar a abastecer energéticamente las necesidades de la población y si le agregamos la energía producida por las mareas se incrementan aun mas las opciones energéticas.

Es importante que el Estado fomente la construcción de plantas a gran escala para la producción de energía eléctrica. Estas “energías renovables NO convencionales” son de gran utilidad y solución a este futuro que nos depara.

Aprovechar el fenómeno del niño como gran aliado energético y como muy buena oportunidad para generar energía limpia es una opción viable, las nuevas tecnologías energéticas renovables ya existen, son funcionales y dan resultados contundentes, ahora es cuestión de actuar para así evitar el jueguito de ” “apagar el bombillo” en momentos de crisis.

Según los expertos, este tipo de generación eléctrica basadas en energías renovables no es igual de eficiente a la proveniente de las grandes centrales hidroeléctricas empleada en nuestro país pero ya empiezan a mejorar su productividad debido a el continuo desarrollo en los materiales y las tecnologías que se emplean en la generación para este tipo de energías no convencionales como también está disminuyendo el costo de producción y mantenimiento. Ya hay resultados comprobados en Europa donde este tipo de energías renovables generan más dinero que el que reciben por subvenciones.

En los alemanes tenemos el gran ejemplo a seguir porque además de tener una industria energética renovable sostenible y efectiva ya que en promedio el 30% de la producción energética de ese país es debido a este tipo de energías limpias (incluso 21 de julio de 2015 llego hasta el 78% de cubrimiento energetico basado en la energía solar y eólica) también está siendo una solución efectiva en el remplazo para el programa de cierre de plantas nucleares que se lleva a cabo desde hace varios años y que tendrá en el año 2022 en apagón nuclear total.

Pero si la opción colombiana para aplacar las futuras crisis energéticas debidas al fenómeno del niño es el programa ludópata estatal de “apagar el bombillo” y en el que también yo colaboro dadas las circunstancias actuales, más bien haría un llamado de atención al gobierno de turno para remplazar ese jueguito y crear políticas estatales serias para motivar a las personas, instituciones o empresas creando educación energética entre esas resaltaría:

  • Ventajas tributarias en la implementación de paneles solares en los hogares colombianos que servirían de mucha ayuda en estas épocas de escases de agua que alimenta a las hidroeléctricas y así poder desconectarnos en esas crisis de la red energética proveniente de allí para así ahorrar esa agua generadora de energía.
  • Incentivar a las empresas, institutos y universidades que se encargan tanto de instalar, implementar como de enseñar y formar profesionales en el área en estas nuevas tecnologías para así poder tener un mercado sostenible y que beneficie a todas las partes involucradas, TODAS y principalmente a los consumidores.
  • Crear normatividad energética en los POT en el cual las nuevas construcciones de viviendas, oficinas, edificios implementen soluciones energéticas alternativas y limpias como también en la reutilización del agua, probablemente sea una medida que por sus costos seria para los estratos altos “inicialmente”.

Fedesarrollo realizó un documento para la WWF en octubre de 2013 sobre el uso de energías renovables, para resaltar esta conclusión (pág. 68):

“5 . En Colombia existe potencial para el desarrollo de energías renovables no convencionales, sin embargo, la estructura regulatoria actual hace que la diferencia en rentabilidad entre estas tecnologías y las convencionales se incremente, dificultando su entrada en el mercado.”  

(importante que en esa misma página lean al conclusión 7).

Dada esta conclusión, ¿Será que esta todo diseñado para evitar la entrada para producción energética masiva basada en este tipo de energías renovables? Una pregunta que me hago…

No olvidemos que a principios de los años 90 en el apagón de Gaviria teníamos otras necesidades, hoy día las comunicaciones e internet son de inmensa prioridad para una gran cantidad de la población, empresas y ni decir de la creciente automatización e industrialización de procesos que antes eran artesanales. Un nuevo apagón es catastrófico para todo el país y sus necesidades actuales muchas de ellas diferentes a las de hace más de 20 años.

Lo que no podemos permitir es que este fenómeno natural sirva de excusa perfecta para que unos funcionarios encargados del área energética del país y nombrados por los gobernantes de turno camuflen su ineficacia e ineptitud en esos cargos, como sociedad no debemos caer en ese jueguito que nos piensan hacer jugar cada vez que suceda el fenómeno del niño.

Nota:

Pedirle a las personas constantemente que ahorren energía es como decirle a un sediento que evite tomar agua, el mundo y sus necesidades nos hizo dependientes de la energía y esta situación llegó para quedarse, es mejor dar soluciones energéticas limpias, sostenibles  y que protejan nuestro planeta para así evitar quedarnos con el bombillo apagado para siempre. El fenómeno del niño en vez de ser perjudicial sería un gran aliado energético.

@ferneygon

Entrada tambien publicada en el portal “Las dos Orillas”: http://www.las2orillas.co/fenomeno-del-nino-gran-aliado-energetico/

Links de interés:

La mayor planta solar flotante de Europa: http://es.euronews.com/2016/03/28/plantas-solares-y-agua-una-combinacion-de-exito/

Los nuevos paneles solares: más eficaces y más baratos:
http://es.euronews.com/2014/02/11/los-nuevos-paneles-solares-mas-eficaces-y-mas-baratos/

Los alemanes hacen este informe para la DW-tv sobre las energías renovables en Colombia.
http://www.dw.com/es/crisis-energ%C3%A9tica-en-colombia/av-19223660